Urbanismo post-crisis: una oportunidad para propietarios, inversores y Administraciones.

99e6573aa5-imagen-ejem-5La dura crisis inmobiliaria de 2007 se llevó por delante muchos promotores y propietarios de suelo inmersos en procesos urbanísticos, que quedaron paralizados por el corte del acceso a financiación y la caída de la demanda.

Actualmente aquellos terrenos pueden hallarse a mitad de proceso edificatorio, o como solares en proceso de urbanización, o incluso pueden permanecer en una total apariencia rural. Su propiedad ha podido cambiar de manos mediante procesos concursales, adjudicaciones hipotecarias o ventas necesitadas; quizás su titular es todavía el propietario inicial que lleva años soportando pérdidas y costes a cambio de nada.

Sin embargo, algunas cosas están sucediendo recientemente:

1º.- llegan datos de recuperación económica en nuestro país (datos de PIB, ahorro de las familias, ventas de automóviles, creación de empleo, aumento de precios de viviendas…).

2º.- los mercados financieros pasan por una época de mucha incertidumbre.

3º.- ciertos sectores económicos manifiestan una sólida tendencia a la alza (como por ejemplo el sector turístico, sanitario, vivienda singular) impulsados en parte por la inversión extranjera.

Ello permite replantearse la situación de aquellos terrenos bloqueados urbanísticamente, y pensar si no sería conveniente llevar a cabo un proceso de redefinición urbanística de determinados suelos para ajustar los usos y edificabilidades previstas y las obligaciones urbanísticas impuestas, a la nueva realidad del mercado y de la economía.

En definitiva, se trata de analizar desde el punto de vista jurídico, urbanístico y económico, cómo modificar un plan urbanístico para ajustar la oferta de suelo a las nuevas demandas del mercado.

Ello no debe asustar ni a propietarios ni a Administraciones, pues en definitiva, respetando todas las premisas territoriales, sociales, ambientales y económicas oportunas, y contando con el necesario asesoramiento especializado, la reformulación urbanística de unos terrenos no es otra cosa que poner en el mercado el producto inmobiliario que la sociedad demanda, como premisa necesaria para la obtención por parte de la Administración, de  aquellas dotaciones que el municipio necesita.

Por consiguiente, animamos a los inversores, propietarios y gestores de suelo, a analizar con visión crítica los suelos bloqueados urbanísticamente para formular propuestas de cambio, y a las Administraciones implicadas, a afrontar sin miedo los procesos de modificación urbanística para satisfacer las demandas de la sociedad, y obtener los beneficios colectivos que conllevan.

Si te ha interesado este artículo tal vez sean de tu interés los siguientes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s