¿Lío en el recibo de la luz? Las tres modalidades de pago que contempla el nuevo sistema.

rebaja-recibo-de-la-luz-pagar-menosA partir del próximo 1 de abril se pondrá en marcha un nuevo sistema de fijación de precios de la electricidad, que pondrá fin a las polémicas subastas eléctricas. Un nuevo sistema que contemplará distintas opciones de facturación y diferenciará al consumidor según si dispone de un contador inteligente o si, por contra, tiene un contador analógico.

 

La principal medida anunciada por el Ministerio de Industria es la posibilidad de facturar por horas a los clientes que cuenten con un contador inteligente, poco más de un millón de consumidores. Eso sí, todos los contadores analógicos tendrán que ser retirados antes de que concluya 2018. las distintas opciones seran

  • Contratos bilaterales: los consumidores domésticos podrán firmar contratos bilaterales con las empresas comercializadoras, una opción que ya existe actualmente aunque es utilizada “por muy pocos” ciudadanos. Según ha explicado Soria, este tipo de contrato bilateral entre consumidores y eléctricas para determinar el precio de la luz ya existe, pero apenas se utiliza, al menos por parte del pequeño consumidor doméstico, ya que algunas empresas sí recurren a esta fórmula.
  • Contrato estándar: los consumidores también podrán acogerse a un “contrato estándar” con una tarifa fija para un periodo establecido, probablemente de un año. Las eléctricas estarán obligadas a tenerlo a partir del 1 de abril para todos aquellos consumidores que quieran acogerse al mismo.
  • A precio de mercado: la tercera posibilidad es pagar “estrictamente” la energía consumida a precio de mercado. En caso de tener un contador inteligente, que discrimina por horas, se aplicaría el precio de cada momento a la energía consumida a lo largo de un mes. De alguna manera tendrán una tarifa diferente cada hora.

Si no se cuenta con uno de estos aparatos la facturación seguirá siendo bimensual y el precio se calculará en función del promedio durante ese tiempo.

Si se elige el sistema de facturación por horas, Soria ha indicado que, como el precio de la electricidad varía cada hora, habrá días por los que se pague más y otros por los que se pague menos, pero ha insistido en que lo importante es que, sumando todas las facturas del año, el coste para el consumidor será inferior.
 
De esta forma, el ministro ha explicado habrá tres modalidades distintas para facturar la luz que evitarán la volatilidad de las subastas, que han supuesto un coste para los consumidores de unos 1.100 millones de euros desde 2009, a razón de unos 270 millones de euros anuales.

Al no existir subasta, el coste de intermediación se eliminará, por lo que los consumidores no tendrán que asumirlo.

Fuente: El Economista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s